Un niño es como una mariposa

por agflores2014

Un niño busca desplegar sus alas para crecer, ir a la escuela, separarse de sus padres, descubrir el mundo. El éxito de su integración social depende del esfuerzo que ponga para entrar en relación con un ambiente que de por sí es demandante y del respeto que tenga hacia su entorno, su ritmo y estilo de aprendizaje. Los padres deben esforzarse para afrontar la incomodidad de la transcicion que significa la entrada en la escuela.

El niño se esfuerza si los padres lo hace, y cuando está en condiciones de aceptar el ámbito en elq ue debe hacerlo. Y lo hará cada vez mejor si antes de afrontado situaciones nuevas o difíciles y si ha tenido que adaptarse a ellas para obtener algún beneficio.

En caso contrario, tendrá repercusiones en su desarrollo, a menos que logre compensar desde su entrada a la escuela sus deficit con una educacion regular o especializada de buena calidad y con buenos modelos (padres, maestros) que le permitan tener un sentimiento básico de seguridad sobre el que podrá sostener su motivación por aprender y superarse.

Por lo que para ayudar a los hijos a conseguir este fin los padres deben:

  • Ayudar al niño a adquirir habitos y rutinas (vestirse, lavarse las manos, atarse agujetas)
  • Antes de que el niño comience a asistir a la escuela, asegurarse de que el pequeño haya tenido experiencias positivas fuera de casa.
  • Ayudar al niño a organizaImagenrse para que pueda después hacerlo solo.
  • Mantenerse al tanto de sus progresos y capacidades recientemente adquiridas, sobre todo cuando actúa sin ayuda de nadie.
  • Dejarlo asumir responsabilidades que pueda cumplir.
  • Acompañarlo en su vida escolar aconsejandole hacer las cosas que más pueda él solo, que asuma sus responsabilidades escolares y personales.

Todo esto contribuirá a que el niño sea más independiente y seguro al momento de ingresar a la escuela.

 

Anuncios